18 de diciembre de 2013

¿Hacemos las maletas?


Hace tiempo le dije que quizás habían muchas posibilidades de que viviera por fin en Barcelona a lo que me respondió que no necesitaba nada. Dejando eso a un lado, cada día se hace más real... La búsqueda de piso junto con dos amigos no cesa. Tengo ganas de vivir allí, de cambiar de aires, de buscar independencia, de salir y entrar, de buscar trabajo, de vivir nuevas experiencias. Si echo la vista atrás recuerdo los quebraderos de cabeza por querer vivir en el mismo lugar o vivir simplemente juntos, ¿lo recordará? Era divertido pensar las situaciones en las que solo éramos nosotros y lo felices que se nos veía juntos. Recuerdo que no querías seguir viviendo en Barcelona, que querías irte, ¿y ahora? Quién sabe.

¿Que si Él formará parte de mi vida otra vez?

No lo sé, no hago más que decirle a la gente que le daría igual si vivo o no allí, no creo que ya me busque, se cansó. Yo sigo... No sé qué hago ya a estas alturas. Debería pensar como ya me dijo en una ocasión con una experiencia suya "¿Por qué sigues?". Aún no me entra esa frase en la cabeza y, en el momento que entra a ocupar un sitio en mi mente, intento reemplazarla lo máximo posible. No la quiero. Aún no...  Quizás debería empezar a pensar eso, quizás ya aquella "boxeadora" que iba a aguantar durante tanto, no pudo ni ganar porque la competición había cesado antes de dar el último golpe decisivo. Se suspendió.

Y bueno, ¿qué espero si al final todo sale bien y vivo en Barcelona? Pues creo que simplemente eso, vivir. Aprender a vivir de nuevo, sola o acompañada, feliz o infeliz, con o sin Él (ojalá con Él, para que veais qué estúpida puedo ser) pero, en definitiva, vivir. No quiero más.
Dejaría aquí a personas, familia, amigos, una vida pasada... Pero estoy cansada de vivir en tiempos que no me corresponden, en recuerdos que pesan más que las ganas de seguir un día más.

Quiero irme. Irme ya y que 2014, venga, se quede y me de sorpresas... Mejora esta mitad de año tan nefasta que he pasado, que estoy pasando. Cambia, por favor, como sea.

Quiero volver a ser feliz.
Y ya.

Si estuvieras tú, sería demasiado perfecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario